El invierno es la estación del sosiego

1-fe0ya9a5XZJnW6k1iquaGw

De acuerdo con la medicina tradicional china, si los propósitos de año nuevo ya se encuentran olvidados, probablemente no eres del todo culpàble. Una causa importante de esta falta de voluntad es la estación del año.

Aunque al comenzar el año, todos tenemos nuevos planes y proyectos, el ritmo de la naturaleza, tranquilo y pausado es lo que sigue mandando en nuestro cuerpo. Los lagos se congelan, los animales hibernan y la nieve, el frio y el mal tiempo tiñe el paisaje. Todo ello invita a seguir el mismo ejemplo.

Si has pensado comenzar una nueva dieta o una nueva rutina de ejercicios  y todo se hace cuesta arriba, tomaté un respiro. De acuerdo con la Medicina Tradicional China, el invierno es tiempo de descanso, de conservar nuestra energía. Un tiempo de siesta y adecuada nutrición sin sobrepasar nuestros límites físicos.

Estos conceptos se derivan del Yin y el Yang: dos fuerzas opuestas en continua alternancia en el universo y en nuestros cuerpos. Cuando hablamos de estaciones el invierno es yin (frío y firme), frente a su opuesto el verano es yang (caliente y activo).

Este ciclo de la estaciones es lo que gobierna la vida en nuestro planeta. Si seguimos las leyes de la naturaleza nos encontraremos más vitales y con más fuerza; pero si nos oponemos a ello, nos debilitaremos.

Según el libro más antiguo de la medicina china “El Emperador Amarillo”, en el invierno el yin, domina al yang. En la práctica significa acostarnos temprano, levantarnos al amanecer, cuidarnos y minimizar nuestro esfuerzo físico. Este periodo de descanso persigue dos objetivos: recuperarnos del año anterior y coger fuerzas para el año siguiente.

La cultura moderna nos exige un excesivo ritmo Yang durante todo el año y esa es la causa de que muchas personas en la época invernal contraigan mayor cantidad de enfermedades respiratorias como gripe o resfriados, ya que no están sincronizando su cuerpo con el ritmo estacional. En invierno seguimos llevando el mismo ritmo que en verano, despertando temprano y trasnochando, por lo que no pasamos suficiente tiempo durmiendo y descansando.

Es necesario, tener actividades en invierno, divertirse, pero la clave es equilibrarlo con un buen y suficiente descanso. Llegar temprano a casa, sentarse al calor del fuego o chimenea; saborear un té o café caliente.

Protejasé del frio

En la medicina china protegerse del frío es algo bueno y necesario, para evitar problemas relacionados con enfermedades respiratorias y dolores asociados a reumatismos.Estas enfermedades por frío se curan con aplicaciones de calor, utilice hierbas como el jengibre o especias como la canela. Mantenga cubierta su piel, las áreas especialmente vulnerables y que conviene  proteger son el abdomen y el cuello. Especialmente aquellas personas que tengan dolores menstruales o  de la zona lumbar necesitan mantener su espalda y abdomen caliente.

infusion-de-curcuma

Coma con las estaciones

Este tampoco es  el momento más adecuado para iniciar una dieta a base de zumos, batidos  y ensaladas, especialmente si vive en clima frío. Es necesario comer en armonía con las estaciones y escuchar a nuestros cuerpos.

En la primavera y el verano nuestro cuerpo está mejor con alimentos yin de características frías como ensaladas, sandias, pepinos…etc. En el invierno necesitamos alimentos más yang (calientes), como productos de origen animal, legumbres y frutos secos. Algunas verduras de inviernos son las coles, chucrut y calabaza.

En invierno la energía de las plantas desciende hasta las raíces, por eso tiene sentido que los vegetales de raíz sean los predominantes en esta temporada. Cada órgano tiene una temporada en la medicina china y en el caso del invierno son los riñones . Estos órganos son considerados las raíces del cuerpo porque allí se almacena nuestra energía. Por eso con este espíritu de almacenamiento y conservación energética, los alimentos deben ser abundantes, ricos y cocinados durante mucho tiempo; esto permitirá que los nutrientes sean mejor asimilados y traerá más calor al organismo. Debido a esto sopas y guisos son las mejores opciones en esta temporada de invierno.

Javier Muñoz es Diplomado Universitario en Enfermería y Podología. Acupuntor formado en la escuela del profesor Carlos Lasvi. Desempeña su actividad como profesional de la Medicina Tradicional China en sus consultas en Talavera de la Reina y Navalmoral de la Mata.